La ecografía es la técnica de imagen utilizada inicialmente en la valoración de nódulos cervicales superficiales. El estudio de las estructuras superficiales cervicales se efectúa con transductores de alta resolución (7,5-10 MHz).

Entre las ventajas de la técnica, mencionaremos:
- La rapidez de ejecución
- El bajo coste
- La posibilidad de efectuar punción aspiración con aguja fina (PAAF) durante la exploración.

Basándonos en la experiencia adquirida en los últimos 10 años en el Hospital Reina Sofía (Tudela, Navarra), mostramos un ESPECTRO DE NÓDULOS DE LOCALIZACIÓN CERVICAL en los que se dispone de ecografía y estudio doppler. En todos casos se obtuvo confirmación histopatológica.

Se presentan nódulos localizados en:

- Músculo esternocleidomastoideo (fibromatosis colli, hematoma...)

- Ganglios linfáticos (ganglios inflamados, reactivos, con necrosis, afectación granulomatosa, por linfoma, metástasis, patologías poco frecuentes como la enfermedad de Kikuchi...)

- Glándula salivar (sialolitiasis, afectación inflamatoria, infecciosa, quiste del primer arco braquial, linfangioma, adenoma pleomorfo, tumor de Warthin, carcinoma...)

- Tejido nervioso (schwanomas, tumores neurales malignos...)

- Vasos (tumor glómico, hemangioma, trombosis yugular, hematoma perivascular...)

- Glándula tiroidea (quiste, tiroiditis, bocio multinodular, adenoma, carcinoma papilar, medular, anaplásico, folicular, tumor de células de Hurtle...)

- Miscelánea (quiste y carcinoma del conducto tirogloso, quiste de arco braquial, linfangioma, pseudoquiste hemorrágico, lipoma, absceso...).

1.MÚSCULO ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO

1.1 Anatomía ecográfica

El músculo esternocleidomastodeo se extiende desde la apófisis mastoides del hueso temporal, hasta el esternón y la porción medial de la clavícula.

En la ecografía

El músculo aparece como una estructura alargada, redondeada en cortes transversos, hipoecoico aunque muestra bandas longitudinales hiperecogénicas.

1.2. Patología

1.2.1. Hipertrofia del músculo esternocleidomastoideo

Aumento de tamaño del músculo respecto al contralateral, sin alteraciones en la ecogenicidad (Fig. 1).

1.2.2. Fibromatosis colli

Es una causa frecuente de tortícolis, de la que se han postulado diferentes etiologías:
- Traumática.
- Malposición uterina.
- Obstrucción venosa.

En estos casos, se detecta una masa benigna en el músculo esternocleidomastoideo, en la cual el músculo se ve reemplazado por tejido fibroso, y puede producir aumento focal o difuso del músculo.

Ecografía:
- Aspecto variable: Isoecogénico, hipoecogénico o hiperecogénico respecto al resto de tejido muscular.
- Puede contener calcificaciones, anillo hipoecogénico periférico, o ausencia de refuerzo posterior (Fig.2a, Fig. 2b).

El doppler color puede mostrar hipervascularización (Fig. 2c).

1.2.3. Hematomas musculares

Se localizan en el seno del músculo y a menudo muestran aspecto pseudonodular, con bordes bien definidos y aspecto variable en la ecografía, dependiendo del estadío evolutivo:
- El hematoma es hipoecoico o anecoico, con presencia de coágulos hiperecoicos. Evolutivamente, se hace anecóico, con presencia de tejido de granulación (Fig. 3).

1.2.4. Infiltración tumoral

Puede observarse afectación del músculo por patología tumoral.

En la ecografía:
- El músculo presenta aspecto heterogéneo, y bordes irregulares.
- En algunos casos pueden observarse adenopatías, e invasión de los vasos adyacentes (Fig. 4a, Fig. 4b).

2. GANGLIOS CERVICALES

2.1. Anatomía ecográfica

Los ganglios cervicales se disponen en cadenas, cada una de las cuales presenta un drenaje característico.

La mayoría de ganglios cervicales normales situados en el cuello presentan un diámetro transverso de 2 a 5 mm, a excepción de los ganglios yugulo-digástricos y yugulo-homohioideos, que presentan mayor tamaño. Es difícil detectar en la ecografía los ganglios linfáticos normales, dada su alta ecogenicidad.

2.2. Patología

2.2.1. Linfadenitis aguda

Es la inflamación y supuración aguda de los ganglios linfáticos.

En la ecografía se observa:
- Aumento del tamaño de los ganglios, los cuales presentan morfología ovoidea o longitudinal, así como bordes lisos, bien definidos.
- Disminución de la ecogenicidad ganglionar, y el hilio no siempre es visible (Fig. 5).

2.2.2. Ganglios linfáticos reactivos

Es la entidad más frecuente detectada en la ecografía en pacientes no seleccionados, y aparece en respuesta a una enfermedad inflamatoria.

La ecografía muestra un nódulo de forma longitudinal u ovoidea, de bordes lisos, hipoecoico de forma homogénea, con una banda ecogénica central que corresponde al hilio, el cual presenta grasa y pequeños vasos (Fig. 6a, Fig. 6b).

El estudio eco-doppler muestra un hilio central con aumento de la perfusión (Fig. 6c).

2.2.3. Lesiones granulomatosas

Son lesiones de naturaleza infecciosa, que pueden presentar origen bacteriano, vírico o parasitario.

Las infecciones por mycobacterias se dividen en tuberculosas (M. Tuberculosis) y no tuberculosas (M. Avium intracelulare, M. Scrofolaceum, M. Bovis y M. Kansasii).

2.2.3.1. Tuberculosis

La afectación ganglionar es la forma más frecuente de afectación tuberculosa.

El aspecto ecográfico es variable, y la infiltración de planos grasos adyacentes es mínima.
- En fase aguda, los ganglios presentan ecogenicidad homogénea (Fig. 7a).
- En fase subaguda los ganglios presentan hipoecogenicidad central, que representa necrosis o absceso (Fig. 7b).
- En fase crónica, se producen cambios fibro-cálcicos.

2.2.3.2. Infección por Mycobacterias no tuberculosas

Esta entidad puede producir adenitis cervical en niños.

Habitualmente se manifiesta como aumento de tamaño de los ganglios submandibulares y preauriculares, y presenta afectación unilateral.

Puede existir extensión del material caseoso hacia el tejido celular subcutáneo, la glándula salivar o la piel.

2.2.3.3. Enfermedad por arañazo de gato

Es una enfermedad granulomatosa relativamente frecuente, producida por Bartonella henselae.

El hallazgo clave de esta entidad es la existencia de adenopatías dolorosas, que se localizan próximas a la lesión primaria. Las adenopatías miden 2-4 cm, pero pueden alcanzar de 8 a 10 cm.

La ecografía muestra adenopatías hipoecoicas con refuerzo acústico posterior (Fig. 8a, Fig. 8b).

Existe aumento de la vascularización en el estudio eco-doppler color.

2.2.4. Mononucleosis infecciosa

Es una entidad producida por el virus de Epstein-Barr.

La manifestaciones clínicas son tonsilitis, adenopatías cervicales, aumento de adenoides y sintomatología sistémica

La ecografía es inespecífica (Fig. 9).

2.2.5. Enfermedad de Kikuchi-Fujimoto, enfermedad de Kikuchi o linfadenitis necrotizante histiocítica

Es una enfermedad rara de causa desconocida, aunque se ha descrito una posible etiología viral o autoinmune.

La manifestación más frecuente de la enfermedad es la existencia de una adenopatía aislada, aunque existen casos que se manifiestan como adenopatías múltiples (Fig. 10a, Fig. 10b).

2.2.6. Linfoma de Hodgkin y linfoma no Hodgkin

Son tumores linfáticos malignos, agresivos.

El linfoma, habitualmente se manifiesta como nódulos de bordes bien definidos, que presentan ecogenicidad homogénea, similar a las adenopatías reactivas hiperplásicas.

En la ecografía
- Se visualizan múltiples adenopatías, que cuando presentan crecimiento rápido, muestran deformidad y aplastamiento de los ganglios, a lo que se denomina “signo de formación de facetas” (Fig. 11a).
- Habitualmente se presentan como nódulos ovoides-esféricos, hipoecogénicos o casi anecoicos, de bordes bien definidos (Fig. 11b, Fig. 11c).

El estudio eco-doppler muestra aumento de la perfusión, con preservación de la arquitectura de los vasos (Fig. 11d).

2.2.7. Metástasis en los ganglios cervicales

Las metástasis ganglionares cervicales habitualmente son secundarias a carcinoma escamoso, y suelen localizarse delante del músculo esternocleidomastoideo.

En la ecografía se observan ganglios aumentados de tamaño, redondeados-esféricos, hipoecoicos, en ocasiones necróticos, con pérdida de la definición del hilio (Fig.12a, Fig. 12b).

La relación entre el diámetro longitudinal y el diámetro transverso (Índice de esfericidad (RI)), es el criterio diagnóstico de más valor en la diferenciación de adenopatías inflamatorias y metastásicas.
- Un RI
>= 2 indica afectación por enfermedad inflamatoria en el 84%.
- Un RI =< 1,5 sugiere afectación metastásica en el 71% de los casos.

El estudio mediante eco-doppler muestra diferentes patrones de perfusión:
- Aumento de la perfusión periférica, ausencia focal de flujo, flujo caótico, ausencia de vasos centrales, desplazamiento de vasos...(Fig. 12c, Fig. 12d).

3. GLANDULAS SALIVARES

3.1. Anatomía ecográfica

La glándula parótida se sitúa en la fosa retromandibular, por delante del oído y del músculo esternocleidomastoideo.
- La glándula parótida normal presenta ecogenicidad homogénea, y mayor ecogenicidad que el músculo adyacente.
- En el polo superior e inferior de la glándula se visualizan nódulos ovoideos, que presentan un hilio graso central, hiperecógeno, correspondientes a ganglios intraglandulares (Fig. 13).

La glándula submandibular se sitúa en la zona posterior del triángulo mandibular, y su forma asemeja a la del triángulo.

3.2. Patología

3.2.1. Sialadenosis

Es un aumento de la glándula salivar, de etiología no neoplásica ni inflamatoria.

La ecografía muestra aumento de tamaño de la glándula, que presenta ecogenicidad homogénea (Fig. 14)

3.2.2. Quistes simples

Los quistes son patologías poco frecuentes en las glándula salivares, que pueden ser secundarias a obstrucción de los conductos salivares.

Hallazgos ecográficos:
- Nódulo de bordes bien definidos, anecoico, que presenta refuerzo acústico posterior.
- No existe evidencia de flujo en el estudio eco doppler-color (Fig. 15).

3.2.3. Sialolitiasis

Esta patología asienta habitualmente en el parénquima o en los conductos de la glándula submandibular.

Ecográficamente aparecen como líneas o focos hiperecógenos, que proyectan sombra acústica posterior (Fig. 16a, Fig. 16b).

3.2.4. Sialoadenitis aguda

Patología infecciosa de la glándula que puede presentar origen vírico o bacteriano.

Ecográficamente se observa:
- Aumento de la glándula, que aparece como hipoecoica o heterogénea.
- En casos severos muestra la presencia de abscesos (Fig. 17).

3.2.5. Sialoadenitis crónica

En casos de infecciones recurrentes, la glándula se atrofia y se ve reemplazada por tejido fibroso (Fig. 18).

3.2.6. Sialoadenitis granulomatosa

Este tipo de infección puede ser causada por mycobacterias, tales como M. Tuberculosis.

La ecografía muestra:
- Áreas focales, hipoecoicas, que se hacen anecoicas.
- Puede detectarse aumento de los ganglios intraparotídeos, o afectación difusa de la glándula.

Aunque el estudio eco-doppler muestra flujo en la glándula, éste puede estar ausente en caso de necrosis caseosa (Fig. 19).

3.2.7. Pseudotumores

En algunos casos existen áreas circunscritas o difusas de afectación de los tejidos del cuello.

Plantea diagnóstico diferencial con neoplasias y ganglios linfáticos aumentados de tamaño (Fig. 20).

3.2.8. Linfangiomas

Son tumores benignos que pueden rodear e invadir las estructuras anatómicas normales.

En la ecografía se visualizan múltiples cavidades quísticas, con contenido líquido en su interior, comunicadas entre sí (Fig.21a, Fig.21b).

3.2.9. Adenoma pleomorfo

Es el tumor benigno de glándula parótida más frecuente en la población con edades comprendidas entre la 4ª y la 5ª década. Se localiza en el lóbulo superficial de la glándula.

Ecográficamente el aspecto es variado (dependiendo del componente epitelial, mioepitelial y mesenquimal) (Fig. 22a, Fig. 22b):
- Habitualmente son hipoecoicos, lobulados (hallazgo ecográfico típico), de bordes bien definidos, presentan refuerzo acústico posterior, y pueden contener calcificaciones.
- Si aumentan de tamaño pueden presentar aspecto heterogéneo, cambios quísticos y bordes irregulares.

La vascularización del tumor varía entre flujo ausente, mínimo o aumento de la perfusión (Fig. 22c).

3.2.10. Tumor de Warthin o cistadenolinfoma

Es el segundo tumor en orden de frecuencia en la glándula parótida.
Son más frecuentes en ancianos, y asientan en el lóbulo superficial de la glándula.

En la ecografía:
- Son tumores redondeados o lobulados, bien circunscritos.
- Pueden presentar hipoecogenicidad homogénea, o presentar áreas quísticas y septos ecogénicos (Fig. 23a).

El estudio doppler muestra aumento de la vascularización, pero en ocasiones sólo muestra cortos segmentos de vasos (Fig. 23b).

3.2.11 Carcinoma de células acinares

Es un tumor raro, de lento crecimiento, que presenta un bajo grado de malignidad, localizado habitualmente en la glándula parótida.

Este tumor no presenta características ecográficas típicas (Fig. 24).

3.2.12. Metástasis

Las metástasis asientan con poca frecuencia en las glándulas salivares. El origen más frecuente de las mismas suele ser el carcinoma escamoso de cabeza y cuello.

En la ecografía pueden presentar bordes bien definidos, morfología oval, y presentarse como lesiones hipoecoicas o heterogéneas (Fig. 25).

4. TUMORES NEURALES

4.1. Anatomía ecográfica

Los nervios cervicales no son detectables mediante ecografía. Sin embargo, es importante conocer el trayecto de los principales troncos nerviosos.

4.2. Patología

4.2.1. Tumores neurales benignos (Schwanomas, neurofibromas...)

Se localizan en la región dorso-lateral del cuello, detrás del músculo esternocleidomastodeo.

Ecográficamente:
- Son tumores hipoecogénicos, que presentan cápsula fina.
- Pueden existir cambios degenerativos en el interior del tumor.
- En ocasiones puede demostrarse la continuidad del tumor con el nervio.

4.2.2. Tumores malignos de la vaina de los nervios periféricos (Malignant peripheral nerve sheat tumors (MPNSTs))

Este término sustituye a los clásicos schwanoma maligno, sarcoma neurogénico y neurofibrosarcoma.

Son sarcomas que presentan alto grado de malignidad, localmente invasivos, que tienden a recurrir localmente o a presentar metástasis a distancia.

Raramente se localizan en cabeza o cuello.

Ecográficamente son tumores inespecíficos, que se presentan como masas grandes, fusiformes, excéntricas, con áreas de necrosis y hemorragia, que se originan en un tronco nervioso (Fig. 26a, Fig. 26b).

5. VASOS CERVICALES

5.1. Anatomía ecográfica

La arteria carótida y la vena yugular son los vasos que presentan mayor calibre en la región cervical, y se presentan como estructuras tubulares, anecoicas en la ecografía.

En la porción inferior del cuello se sitúan bajo el músculo esternocleidomastoideo, mientras que en la porción superior del cuello se localizan mediales al músculo.

5.1.1. Elongación de vasos cervicales

Pueden producir una lesión pseudotumoral, que puede confundirse con un tumor o ganglio.

El estudio complementario mediante eco-doppler ayuda a establecer el diagnóstico definitivo. (Fig. 27).

5.2. Patología

5.2.1. Hematoma perivascular

La visualización de un hematoma alrededor de un vaso puede ser secundario a PAAF, y producir una lesión pseudotumoral (Fig. 28a, Fig.28b).

5.2.2. Hemangiomas

Son tumores benignos formados por la proliferación de células endoteliales. Se dividen en capilares y cavernosos.

Ecográficamente
- Presentan aspecto variable en función del tamaño de los componentes quísticos.
- Habitualmente presentan ecogenicidad moderada, con septos ecogénicos en su interior (Fig. 29a)

Presentan flujo en el estudio eco doppler color (Fig. 29b).

5.2.3. Trombosis yugular

Es la ocupación de la vena yugular por un trombo, que puede ser secundario a la colocación de un catéter, a una lesión compresiva en el cuello...

Ecográficamente:
- Existe ausencia de compresibilidad en la vena yugular
- Se observa aumento en la ecogenicidad de la luz del vaso (Fig. 30).

5.2.4. Tumores del cuerpo carotídeo

Son tumores de lento crecimiento que se originan en los núcleos de los quimiorreceptores.

Se localizan en la bifurcación carotídea, o adyacentes a las arterias carótidas.

El diagnóstico ecográfico se basa en el hallazgo de masas sólidas localizadas en la bifurcación carotídea (Fig. 31a)

Están altamente vascularizados en el estudio eco-doppler (Fig. 31b).

6. GLANDULA TIROIDEA

6.1 Anatomía ecográfica

La glándula tiroidea se sitúa en la zona anterior del cuello y está formada por un lóbulo derecho, lóbulo izquierdo y un istmo de unión. Cada lóbulo presenta morfología cónica, el apex situado a nivel del cartílago tiroides y el polo inferior localizado a nivel del 5º - 6º anillo traqueal.

En ecografía, la glándula normal presenta mayor ecogenicidad que los músculos adyacentes, y muestra alta vascularización (Fig. 32).

6.2. Patología

6.2.1. Bocio multinodular (BMN)

Es la causa más frecuente de aumento asimétrico de la glándula tiroidea. El BMN representa un grupo de nódulos, potencialmente encapsulados, múltiples, de diferentes tamaños.

En la ecografía pueden existir zonas de hemorragia, fibrosis y calcificaciones, mostrando diferentes ecogenicidades (Fig. 33a, Fig. 33b, Fig. 33c, Fig. 33d).

Con frecuencia existe ausencia de flujo en la zona central de los nódulos en el estudio eco-doppler (Fig. 33e).

6.2.2. Adenomas

Son verdaderas neoplasias, que pueden diferenciarse en foliculares y no foliculares.

Habitualmente son tumores solitarios, de diámetro inferior a 3 cm.

Los criterios diagnóstico de sospecha de adenoma benigno en la ecografía son:
- Tumores ovoideos de naturaleza sólida, hiperecoicos que presentan un fino halo periférico hipoecoico, en cuyo interior pueden detectarse áreas quísticas (Fig. 34).
- Pueden existir calcificaciones groseras o en cáscara de huevo.

El estudio eco-doppler puede existir un anillo hipervascular o vascularización central.

6.2.2.1. Adenomas de células de Hürtle

Presentan tamaño y forma variables, y bordes imprecisos.

El aspecto de estos tumores varía entre tumor encapsulado y lesión agresiva e infiltrante.

Los hallazgos por imagen son inespecíficos (Fig. 35a, Fig. 35b).

6.2.3. Quistes tiroideos

La mayoría de los quistes se forman por degeneración de los adenomas.

Los quistes y los tumores de predominio quístico presentan baja probabilidad de malignidad.

En la ecografía se detectan lesiones hipo-anecoicas, que muestran refuerzo acústico posterior (Fig. 36a, Fig. 36b).

Existe ausencia de vascularización en el estudio eco-doppler.

6.2.4. Enfermedad de Hashimoto

Es una enfermedad autoinmune de causa desconocida, que conduce a la destrucción de la glándula.
- En fase subaguda la glándula está aumentada de tamaño, hipoecoica, con áreas hipoecogénicas y septos hipervascularizados (Fig. 37a, Fig. 37b).
- En fase crónica, la glándula está atrófica, y presenta falta de vascularización.

6.2.5. Carcinoma papilar

Es el tumor tiroideo maligno más frecuente.

El tamaño del tumor varía de una lesión microscópica a un tumor de gran tamaño. El tumor puede ser multifocal.

En la ecografía:
- Los tumores son habitualmente sólidos e hipoecoicos (Fig. 38a).
- Las microcalcificaciones puntiformes son típicas del carcinoma papilar y medular de tiroides (Fig. 38b).
- Los ganglios linfáticos metastásicos son frecuentes, habitualmente son nódulos hipo-anecoicos, que pueden presentar microcalcificaciones.
El estudio eco-doppler muestra habitualmente un flujo caótico en el interior del nódulos (Fig. 38c).

6.2.6. Carcinoma folicular

Es el segundo tumor tiroideo en orden de frecuencia.

La ecografía muestra:
- Un tumor iso-hipoecogénico.
- Puede visualizarse cápsula si el tumor es mínimamente invasivo.
- Si el tumor es agresivo, infiltra la glándula y los tejidos adyacentes.
- Es raro que exista infiltración ganglionar.

El estudio eco-doppler muestra importante vascularización central del tumor (Fig. 39).

6.2.7. Carcinoma anaplásico

Es una forma agresiva de cáncer de tiroides, que presenta baja incidencia.

Se manifiesta como:
- Una masa fija que puede medir más de 5 cms, múltiples nódulos localizados en ambos lóbulos tiroideos, y ganglios cervicales aumentados de tamaño.
- El hallazgo dominante en este tumor es la invasión local de músculos, nervios, vasos, tráquea, esófago y laringe.
- El tumor es muy hipoecogénico, con matriz heterogénea y refuerzo acústico posterior (Fig. 40a, Fig. 40b).

El estudio eco-doppler color muestra flujo intranodular, con múltiples polos vasculares de distribución caótica, con o sin vasos perinodulares (Fig. 40c).

7. GLANDULA PARATIROIDES

7.1. Anatomía ecográfica

Hay cuatro glándulas paratiroides, que se sitúan en el polo superior e inferior de la glándula tiroidea. Estas glándulas, no se visualizan en la ecografía en condiciones normales debido a su pequeño tamaño.

7.2. Patología

7.2.1. Adenoma

Es una lesión solitaria, cuyo tamaño, a menudo se correlaciona con el nivel de PTH.

En la ecografía
- El tumor adopta morfología ovoidea o longitudinal.
- La mayoría de estos tumores presentan naturaleza sólida, homogénea, hipoecoica respecto a la glándula tiroidea.
- En algunos casos se observa degeneración quística o calcificación
(Fig. 41).

8. MISCELÁNEA

8.1. Anatomía ecográfica

Otras estructuras que se visualizan en el cuello son la grasa, vísceras (tubo digestivo), cartílago y hueso.

La grasa es hiperecoica en la ecografía.

El tubo digestivo y la vía aérea, no se estudian habitualmente.

El cartílago y el hueso son hiperecoicos, y proyectan sombra acústica posterior.

8.2. Patología

8.2.1. Lipomas

Son tumores benignos de naturaleza grasa, localizados en el tejido subcutáneo.

En la ecografía
- Son tumores sólidos, ovoideos, de ecogenicidad homogénea.
- Los lipomas puros son hipoecoicos, mientras que los fibroadenolipomas son hiperecoicos y muestran aspecto estriado (Fig. 42).

8.2.2. Linfangiomas

Son lesiones secundarias a la obstrucción de los conductos linfáticos de drenaje.

Se localizan habitualmente en el cuello, y pueden rodear o invadir estructuras adyacentes.

Ecográficamente se presentan como masas multilobuladas con contenido líquido, anecoicas o hipoecoicas, que pueden presentar septos (Fig. 43a, Fig. 43b).

8.2.3.Quistes del conducto tirogloso

Se manifiestan como una masa que se origina en los restos del conducto tirogloso, el cual se extiende desde el foramen ciego, localizado en la base de la lengua, hasta el lóbulo piramidal de la glándula tiroides.

Se localizan en la línea media o adyacentes a ésta.

En la ecografía:
- Presentan bordes bien definidos, pared fina, son anecoicos y presentan refuerzo acústico posterior (Fig. 44a).
- En caso de infección del quiste, presentan ecogenicidad heterogénea (Fig. 44b).

8.2.4. Carcinoma del conducto tirogloso

Es un tumor raro, poco frecuente, y apenas existen referencias respecto al aspecto ecográfico de los mismos.

Habitualmente existen dos tipos de tumor:
- Carcinoma tirogénico, siendo el carcinoma papilar el subtipo más frecuente (85%).
- Carcinoma escamoso, que es un tumor poco frecuente (5%) y apenas descrito en la ecografía (Fig. 45).

8.2.5. Anomalías del arco braquial

La obliteración incompleta del aparato branquial durante la vida intrauterina, conduce a la formación de quistes o fístulas.

La mayoría de los quistes se originan de los restos de la segunda hendidura braquial, y se localizan en la región lateral del cuello, por delante del músculo esternocleidomastoideo.

En la ecografía:
- Presentan ecogenicidad variable, anecoicos o ecogénicos, lo que traduce la existencia de patrón granular provocado por restos celulares, o cristales de colesterol en el interior del quiste, que se pueden movilizar durante el estudio (Fig. 46a, Fig. 46b).
- En caso de inflamación del quiste se observa hipoecogenicidad, con linfadenitis asociada

8.2.6. Hematomas

En la ecografía:

Pueden presentar aspecto pseudonodular, con bordes finos y ecogenicidad variable, en dependencia del estadío evolutivo.
- En fase hiperaguda son hipo-anecoicos, con presencia de coágulos hiperecoicos (Fig. 47).
- En fase tardía se hacen anecoicos, con paredes hiperecoicas y septos formados por tejido de granulación.

8.2.7. Flemón

La inflamación del cuello, lengua y suelo de la boca son frecuentes, y pueden ser causadas por infecciones dentales, amigdalitis, faringitis...

En caso de afectación por flemón existe edema difuso del cuello y de las fascias que rodean a los músculos y los grandes vasos (Fig. 48)

8.2.8. Abscesos

La ecografía muestra:
- Colecciones anecoicas o hipoecoicas, total o parcialmente ocupadas por líquido, de bordes irregulares.
- En ocasiones existen imágenes hiperecoicas producidas por gas en el interior de la colección (Fig. 49).
- Pueden identificarse adenopatías adyacentes al absceso.